La Hermandad 50 Aniversario Magna Mariana Grupos Boletines Galeria
Inicio La Hermandad Nuestra Historia

La Hermandad


Bienvenida Nuestra Historia Nuestra sede Titulares Estacion Penitencia Junta Gobierno Secretaria Mayordomia In Memoriam Cultos

Proteccion de datos Contacto Agenda Enlaces El Tiempo

Nuestra Historia

La hermandad, conocida popularmente como "la Borriquita" fué fundada en 1.956 bajo el auspicio de los Padres Mercedarios Descalzos del Convento de San Agustín. El padre Rafael Bragado y un grupo de alumnos de Convento fueron los fundadores de esta hermandad. Las reglas fueron aprobadas el día 8 de junio de 1.962. Luego la hermandad cobraría nuevos brios con el Padre Francisco Cano y Desiderio López, y luego con el Padre Melchor Vara para consolidar lo que hoy en día es nuestra hermandad.

La cofradía realizó su primera estación de penitencia en 1956, sólo con la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Paz, que lo haría en unas andas. Más tarde en el año 1.962, lo haría María Santísima de la Palma, año en que fúe la hermandad erigida canónicamente. Nueve años después, en la Semana Santa del 1.971, la virgen procesionó por primera vez bajo palio.

En 1.974 la Hermandad dela "Borriquita" rompe la tradición de los "santeros", ya que cuerpo de hermanos, todos muy jovenes, no acaparaban recursos suficientes para mantener su salida año tras año. Corrían tiempos difíciles y se hacía imposible para ese año el poder pagar a los "santeros", estos siempre hacían una "rebajita" por tratarse de nuestra Hermandad, sabiendo los momentos que esta atravesaba.

Por entonces, existía una asociación de jovenes, llamada "club juvenil". El párroco de San Miguel, por entonces, era D. Juan Ramón Gallardo, quien delegó al Padre Tomás Javier Gago, como responsable de aquel club.

Viendo el Padre Javier los problemas que acaecían en esta hermandad, propuso al club, la posibilidad de ayudar de alguna manera. Y la mejor forma que se le ocurrió, fué la de ser "costaleros aficionados", por lo que pusierón un lista en el tablón de anuncios de San Agustín, para todo aquel que quisiera colaborar. El primero de ellos fué el mismo Padre Javier, que de esa forma se convirtió en el primer Hermano Costalero de nuestra Semana Santa.

De este modo, fué esta hermandad la primera que contó con una cuadrilla de hermanos costaleros para portar a sus dos titulares (1974). Progresivamente, las demás cofradías también adoptaron esta decisión Es sin duda una de las hermandades más queridas en nuestra localidad por ser pórtico de la Semana Santa. A ello se une el esplendor del día y la inclusión en sus filas de niños nazarenos y niñas hebreas, acompañados de sus padres.